La operación del himen es una de las cirugías de la zona íntima más demandadas en las clínicas estéticas de todo el país

 

Mucho se ha dicho sobre la himenoplastia y sus implicaciones, pero pocos saben en realidad cómo se realiza y por qué es necesaria en muchos casos. Si, efectivamente se trata de una cirugía de restauración del himen mediante una intervención quirúrgica, la cual tiene como objetivo la reconstrucción de dicha membrana de la piel situada en la mitad inferior de la vagina.

Se trata de una membrana muy conocida, conformada por tejido fibroso y elástico, el cual es desgarrado durante la primera penetración sexual de la mujer, generando un sangrado leve, el cual suele ser considerado como prueba de su virginidad o virtud, desde el punto de vista moral.

Esta membrana, sin embargo, también puede romperse debido a una caída accidente, por movimientos bruscos o, incluso, por el uso de los tampones; no necesariamente por el acto sexual. En tales casos, siempre es requerida la reconstrucción del himen.

 

¿Por qué hacernos una himenoplastia y en qué consiste?

Como hemos dicho, las pacientes que solicitan este tipo de operación del himen, por diversas razones; pero la más común y en la mayoría de los casos, es que deseen recuperar el estado original del himen por motivos culturales o religiosos; o quizás por motivos étnicos. Ahora bien, ¿en qué consiste la himenoplastia?

En general, el procedimiento quirúrgico es bastante sencillo y consiste en la reconstrucción del himen mediante finas suturas, en el cual se toman los restos del himen original para realizar la restauración vaginal y poder construir un himen nuevo.

Se trata de una cirugía íntima que tiene una duración aproximada de una hora, que no requiere ingreso hospitalario y que sólo conlleva la aplicación de anestesia local; pero que debe ser efectuada por un especialista en cirugía estética.

Si quieres saber más sobre rejuvenecimiento íntimo en Alicante, puedes pinchar el enlace. 

 

Por motivos culturales, religiosos o étnicos, muchas mujeres desean reconstruir su himen. ¡Averigua todo lo que debes saber en este artículo!

 

Antes y después de una himenoplastia

En la fase diagnóstica, no se requieren muchos cuidados previos. Sin embargo, en los siete días previos a la cirugía, la paciente debe evitar tomar anti-agregantes plaquetarios, así como antiinflamatorios durante los tres días previos.  

Después de la reconstrucción del himen, y durante las primeras 48 horas, la paciente percibirá algunas molestias, por lo cual es importante que haga un reposo relativo y se tenga en cuenta el tratamiento indicado por el especialista. En cuanto a los puntos de sutura, no es necesario retirarlos, ya que son reabsorbibles, por lo que se caen solos.

Finalmente, la paciente podrá mantener relaciones sexuales transcurrido aproximadamente un mes después de la himenoplastia.

Tipos de himenoplastia

Aunque no lo creas, existen 3 tipos de Himenoplastia, que varían según el procedimiento aplicado. En primer lugar, se realiza una sutura una rotura en el himen que pudo ser causa de una situación de abuso sexual, la cual se realiza poco tiempo después del incidente, para facilitar el proceso de recuperación.

Por otro lado, se puede crear una membrana con irrigación sanguínea por razones puramente cosméticas, la cual puede incluir una cápsula gelatinosa de una sustancia artificial semejante a la sangre. Esta cirugía puede realizarse pocos días antes del matrimonio.

Por último, se puede realizar una pequeña sección de la pared vaginal, que es cortada para la reconstrucción del himen, esto cuando los restos de la membrana son insuficientes. En este procedimiento, es realizado utilizando una parte del lino vaginal, completa con su irrigación sanguínea, se crea un himen nuevo.

En este caso, se recomienda que las pacientes eviten cualquier tipo de actividad sexual por al menos 3 meses después de este procedimiento.

Riesgos de la himenoplastia

Por último, abordaremos los riesgos de la himenoplastia, un aspecto que suele preocupar a las posibles candidatas a la reconstrucción del himen.  En realidad estos son poco frecuentes y de muy baja probabilidad; sin embargo, menos de 1% de los casos de pacientes que se han realizado una himenoplastia han presentado instancia de hemorragias o infecciones.

Además, existe una mínima posibilidad de que el recto o la vejiga se vean dañados, pero como dijimos, tales complicaciones son extremadamente inusuales.

 Contáctanos y el DOCTOR Beltrán te contará cual es tratamiento adecuado para ti.

 

¡Programa una consulta inicial en la clínica más cercana a tu domicilio! Déjanos tu reseña en nuestra clínica más cercana a tu domicilio.

Playa San Juan MurciaEl Albir

Antes y Después del Total Face en Alicante

Abrir chat