Descubre las causas de esta patología mamaria en hombres y cuándo es precisa la cirugía reductiva de pechos

El drama de tener pechos masculinos es más común de lo que pensamos. En definitiva, la ginecomastia es una patología que afecta a muchos hombres, los cuales padecen el trastorno del desarrollo mamario anormal y, por tanto, buscan una solución para eliminar las mamas masculinas.

Como indicamos en el artículo Ginecomastia en Alicante, el trastorno mamario masculino se caracteriza la aparición de protuberancias en la región pectoral en hombres, como signo de un desarrollo irregular de las mamas, patología que puede presentarse en bebés recién nacidos, adolescentes y los hombres mayores, principalmente.

Aun cuando no es un problema grave para la salud del paciente, si lo es para la autoestima del paciente, ya que la mayoría no sabe cómo sobrellevar esta afección. Por tanto, os contaremos cómo reducir las mamas masculinas y cuando es necesaria una cirugía para eliminar la ginecomastia

 

Ginecomastia: ¿Cómo diagnosticarla?

Diagnosticar la ginecomastia puede ser sencillo, ya que el desarrollo irregular de las mamas es visible ante todos. En todo caso, los principales síntomas de la ginecomastia son:

  • Desarrollo e hinchazón de las glándulas mamarias en hombres
  • Signos de dolor con la palpación en la mama y zona pectoral
  • Secreciones por el pezón en una o en ambas mamas (en algunos casos)

En los hombres que presenten dolor o hinchazón, deben acudir a cita con el especialista en forma inmediata.

¿Por qué me crecen los pechos? es una de las principales preguntas que hacen los pacientes varones en la consulta. Lo cierto es que, así como ocurre en mujeres, el  desequilibrio hormonal puede generar cambios irregulares en el hombre, sobretodo si los niveles de estrógeno masculino son demasiado altos o no están en equilibrio con los niveles de testosterona, lo que produce la ginecomastia.

Dicho en otras palabras, el agrandamiento de los pechos en hombres se produce cuando hay una disminución en la cantidad de testosterona y éste se compara con los niveles de estrógeno, desequilibrio que deriva en el desarrollo mamario irregular. Pero, además de los desórdenes hormonales, el consumir algunas sustancias nocivas, también puede generar este efecto, tales como: anfetaminas, alcohol, metadona, marihuana y heroína, entre otros.

Otras causas de la ginecomastia que pueden estar asociadas a esta patología, son el envejecimiento y sobrepeso, tumores en testículos, hipogonadismo, hipertiroidismo, insuficiencia renal o hepática (cirrosis), entre otros.  En cuanto a la morbilidad, suele ser frecuente en pacientes bebés (ginecomastia neonatal),  en adolescentes (ginecomastia en pre-púberes) y ginecomastia en adultos mayores

Se trata de un trastorno mamario más común de lo que piensas y que puede presentarse en diversas etapas del crecimiento en hombres. ¡Descúbrelas en este artículo!

 

Ginecomastia ¿Cuándo es necesaria la cirugía?

En definitiva, la reducción de mamas masculinas puede efectuarse por diversas vías, siendo una de ellas la quirúrgica. Ahora bien, ¿Cuándo es necesaria la cirugía de ginecomastia? Básicamente, este procedimiento es necesario cuando se requiere disminuir el tamaño de las mamas en forma rápida y eficaz, con resultados notorios y permanentes, en aquellos pacientes que reúnen las condiciones mínimas y tengan una piel elástica y firme.

En tales casos, es obligatoria la cirugía reductiva de mamas masculinas, luego de que el especialista haya descartado cualquier patología orgánica previamente. Sin embargo, en casos de ginecomastia por sobrepeso, el paciente debe acudir al ejercicio físico y una dieta hipocalórica como primera opción para reducir sus pectorales.

Por otro lado, en los pacientes cuya ginecomastia sea causada por el consumo de sustancias nocivas, como drogas o esteroides, deberán abandonar el consumo para reconsiderar una operación correctiva en sus mamas.

Cuidados en una ginecomastia

Como sabemos, durante la cirugía de ginecomastia, el médico procede a retirar el exceso glandular, la grasa y la piel sobrante, mediante una incisión con bisturí en el reborde de la areola, para dejar la menor marca posible. No obstante, en los casos de retirar únicamente el exceso de tejido graso, se hará una liposucción de mamas, aspirando la grasa con una cánula y una bomba de vacío.

Vale destacar que, cuando se debe quitar grandes cantidades de grasa en el paciente, el procedimiento puede requerir una extirpación de exceso de piel. En general, después de una ginecomastia, los pacientes requieren de un drenaje y un vendaje el tórax a presión, hasta tanto la piel se adapte a su nuevo contorno. En la mayoría de los casos, sólo hay pequeñas molestias después de la intervención, que son controladas con analgésicos. 

La recuperación es rápida y los puntos serán retirados una o dos semanas tras la cirugía de ginecomastia. Transcurridas dos semanas, el paciente podrá recobrar su rutina con normalidad en forma progresiva, limitando la actividad física al principio y evitando ejercicios pesados en el primer mes.

     

    Contáctanos y el DOCTOR Beltrán te contará cual es tratamiento adecuado para ti. 

    ¡Programa una consulta inicial en la clínica más cercana a tu domicilio! Déjanos tu reseña en nuestra clínica más cercana a tu domicilio.

    Playa San Juan MurciaEl Albir

    Abrir chat