La corrección del mentón o barbilla es uno de los tratamientos más solicitados dentro de la cirugía y estética facial en Alicante

El rostro es el eje central de la apariencia humana, que comporta una parte fundamental de su identidad. Debido a ello, dentro la cirugía facial la corrección del mentón o mentoplastia es uno de los procedimientos más demandados por miles de pacientes, ya que mediante la operación de barbilla pueden lograr redefinir significativamente su fisonomía facial.

Como sabemos, no sólo la nariz, ojos o labios son los que definen el rostro de una persona, es decir, desde un punto de vista estético. De hecho, la barbilla o mentón es otra área importante, ya que marca una referencia del tipo de rostro del paciente y que, además, rompe la transición entre la cara y el cuello.

Por tanto, una operación de mentón o cirugía de mentón y mandíbula, tiene un efecto altamente considerable cuando se trata de una remodelación facial o lipofilling facial en Alicante. Acá os contaremos todos los detalles sobre este procedimiento estético, el cual puede hacerse por diversos abordajes. ¡Sigue leyendo!

 

Mentoplastia ¿qué es y para qué se sirve?

Comenzaremos por indicar que la mentoplastia, también llamada cirugía del mentón o genioplastia ósea, es un procedimiento quirúrgico rápido y sencillo, el cual ofrece óptimos resultados estéticos en la corrección de la barbilla o mentón, bien sea para aumentar o reducir su tamaño. En la mayoría de los casos, el especialista realiza una incisión intraoral pequeña, mediante la cual aborda el hueso del mentón y hará los movimientos necesarios para armonizar el rostro del paciente.  

Dependiendo de las condiciones y diagnóstico de cada paciente, hay varias formas de llevar a cabo la cirugía de barbilla, por lo que puede incluir algunas de las siguientes acciones:

  • Movimiento de la barbilla hacia adelante (avance).
  • Movimiento de la barbilla hacia atrás (retroceso).
  • Movimiento lateral, para corregir las barbillas asimétricas
  • Movimientos verticales, para alargar o acortar el mentón (aumento o reducción).

 

¿Por qué es necesaria una cirugía de mentón?

Como indicamos anteriormente, dependiendo del diagnóstico del paciente, existen muchas razones para realizarse una mentoplastia. En general, es un procedimiento auxiliar en la cirugía ortognática, con la cual se obtienen un mayor equilibrio facial, después de la recolocación de los huesos de maxilar y mandíbula.

Pero, además, la operación de barbilla prominente suele ser utilizada para corregir anormalidades del desarrollo de los huesos en la mandíbula, entre ellas la asimetría facial por barbilla sobresalida o prominente; o bien sea por la agenesia congénita de la mandíbula (cuando el paciente nace sin una parte de la mandíbula).

De igual manera, la mentoplastia ósea coadyuva en la armonización de los rasgos faciales, lo cual es necesario cuando el mentón o barbilla es muy grande o pequeño, con relación al rostro del paciente. Por último, la operación de mentón es utilizada para la reconstrucción craneofacial después de un traumatismo facial o cirugía de cáncer; así como también en el proceso de reasignación de género en el paciente.

Existen dos tipos de cirugía de mentón, de acuerdo al objetivo planteado por el especialista. ¡Descubre cuál te conviene en este artículo!

 

Candidatos a una mentoplastia

Para definir quiénes son candidatos a una mentoplastia, el especialista realizará un análisis facial completo del paciente, haciendo un registro fotográfico desde varios ángulos, documentando la condición de la barbilla antes de la cirugía. Además, se realizará un escáner cráneo-facial del paciente, para precisar las proporciones del rostro y determinar cuál es el procedimiento más adecuado para equilibrar las facciones del paciente.

En esta fase, por ejemplo, si se detecta un problema oclusal y esquelético de la mandíbula, la realización de una cirugía de mentón no será suficiente para corregirlo; por lo que será necesario aplicar un avance de la mandíbula, un procedimiento de la cirugía ortognática. De allí que el diagnóstico preciso de cada paciente para mejorar en forma eficaz su perfil facial.

 

Tipos de mentoplastia  

Como dijimos, el procedimiento para corregir el mentón y conseguir una mejor simetría y proporcionalidad en el rostro del paciente puede hacerse por diversas vías o abordajes, por cuanto existe dos tipos de mentoplastia.

 

  • Mentoplastia con prótesis: procedimiento que consiste en la colocación de un implante de un relleno, el cual puede ser silicona o la propia grasa del paciente, que son implantados mediante pequeñas inyecciones.
  • Mentoplastia con Osteotomía deslizante: procedimiento que consiste en realizar una incisión en el mentón para desplazarlo hacia la posición deseada, para después estabilizar nueva posición se utilizan pequeñas placas y tornillos de titanio.

 

 

 Cuidados antes y después de la mentoplastia

Indistintamente del procedimiento usado por el especialista para la corrección del mentón, el paciente debe realizar las pruebas preoperatorias para garantizar su seguridad antes de una mentoplastia. Además, deberá hacerse un ánalisis completo, que incluye un electrocardiograma, analítica y radiografía.

 

Al mismo tiempo, deberá informar al médico si está tomando algún tipo de medicamento, lo cual podría o no afectar al proceso de coagulación durante la cirugía. Por otro lado, el paciente fumador deberá abstenerse de este hábito tabáquico durante dos semanas antes y después de la cirugía de mentón, como mínimo.

En tanto, en la fase postoperatoria, el paciente podrá sufrir inflamación y dolor en la zona, lo cual es normal después de una cirugía de barbilla; por lo que se recomienda seguir las indicaciones del médico tratante, entre las que se encuentran:

  • Mantener la higiene bucal y usar enjuague antiséptico en la zona
  • Dormir con la cabeza siempre elevada.
  • Evitar esfuerzos y actividades extenuantes o que lo coloque en riesgo de sufrir golpes.
  • Mantener un reposo de dos semanas, etapa en la que ha bajado la inflamación y podrá retomar la rutina diaria.

 

Finalmente, el precio de la mentoplastia es una de las principales interrogantes de los pacientes durante la consulta, por lo que debemos indicar que la remodelación de la barbilla por motivos estéticos no está cubierta por los seguros; con excepción de las reconstrucciones después de un traumatismo o por una deformidad genética. En tal caso, el precio de la cirugía dependerá de las condiciones del paciente y la complejidad del procedimiento.

 

La mentoplastia sin cirugía puede ser aplicada en algunos casos, dependiendo del diagnóstico y complejidad del paciente

 

Mentoplastia sin cirugía ¿es posible?

Si, efectivamente los especialistas pueden realizar una mentoplastia sin cirugía, mediante la colocación de ácido hialurónico en la zona profunda cercana al periostio, con lo cual se puede simular una mayor proyección de la zona de la barbilla y destacando el perfil mandibular y el óvalo facial en pacientes con poca barbilla.

En general, el médico tratante estudiará en conjunto toda la zona, para dar el soporte más adecuado a los tejidos y sin producir cambios que alteren el aspecto natural de la cara. Este tratamiento es de carácter temporal, ya que el ácido hialurónico es reabsorbible por el organismo y sus efectos no permanentes; sin embargo, al ser una sustancia biocompatible con el cuerpo, se evitan inflamaciones, posibilidad de rechazo o faltas de naturalidad en el rostro del paciente.

 

 

Contáctanos y el DOCTOR Beltrán te contará cual es tratamiento adecuado para ti. 

¡Programa una consulta inicial en la clínica más cercana a tu domicilio! Déjanos tu reseña en nuestra clínica más cercana a tu domicilio.

Playa San Juan MurciaEl Albir

Abrir chat